Air France dice adios a todos sus A380

Published On: 21/05/2020Tags: , Categories: Industria

/home/abcaeron/public_html/abc/media/k2/items/src/87a7ff7a4a8fb0e9da560f1cfab2bbd7.jpg

La retirada anticipada del gigante tendrá un impacto de 500 millones

Air France da el adiós definitivo a un mito de la aviación: el Airbus A380. La aerolínea ha anunciado la retirada anticipada de su flota de la aeronave más grande del mundo por el impacto que el coronavirus tendrá en la demanda aérea en los próximos años. “En el contexto de la crisis actual de COVID-19 y su impacto en los niveles de actividad anticipados, Air France-KLM anuncia el final definitivo de las operaciones del A380”, ha informado la compañía en un comunicado.

La firma francesa tenía previsto jubilar el modelo en 2022 y ya estaba negociando la reventa de los modelos en propiedad con Airbus pero en las primeras semanas de la pandemia, tras verse obligada a dejar en tierra la mayor parte de su flota, empezó a valorar no volver a operar los aviones, algo que ya es una realidad.

No en vano, la compañía que dirige Benjamin Smith tiene previsto reducir su tamaño un 21% de cara al año que viene y simplificar su flota. Los diez A380, que pueden llevar entre 525 y 850 pasajeros, serán sustituidos en su momento por aviones A350 y B787, cuyas entregas todavía están pendientes. Estos nuevos modelos tienen menos plazas, consumen menos combustible y hacen menos ruido.

En el primer trimestre, que lo terminó con nueve gigantes del aire en la flota, empezó a depreciar los aviones en el balance para su “jubilación anticipada”. Así, cinco de los aviones A380 son propiedad de Air France o están en arrendamiento financiero, mientras que cuatro están alquilados (operativo). “El impacto global de la reducción gradual de Airbus A380 se estima en 500 millones de euros y se registrará en el segundo trimestre de 2020 como gasto no corriente”, señala el grupo Air France-KLM.

En esta línea, la holandesa KLM ha anunciado que va a eliminar de su flota los ocho 747-400 que posee por el Covid-19 y ya ha empezado a apuntarse la depreciación acelerada de los aviones.

Pero Air France no es la única compañía que está acelerando la retirada de este coloso del aire por la crisis del Covid-19. Lufthansa también ha anunciado que va jubilar seis de sus catorce A380 este mismo año. De momento, la compañía alemana ya ha enviado al aeropuerto de Teruel siete unidades de este modelo y se prevé que envíe alguna más. La mayor parte de estos aviones que ya están en el parking de larga estancia para aeronaves no volverán a volar nunca y puede que alguno tarde más de un año en hacerlo.

Fuera de Europa, Emirates, el principal cliente del modelo con mucha distancia, ya ha reconocido que el “A380 está acabado” y ha abierto la puerta a no volver a poner en el aire alguno de ellos. Un mensaje similar al que han enviado Qatar Airways y Qantas, que anticipan una fuerte reducción del mercado de largo radio.

El fin del coloso aéreo es crónica de una muerte anunciada. Airbus va a dejar de fabricarlo el año que viene, cuando entregue las últimas unidades a Emirates, ya que no ha conseguido que se haga un hueco en el mercado pese a ser uno de los mejores aviones. La dificultad de llenarlos junto la apuesta por el modelo punta a punta frente al hub (red) ha hecho que las aerolíneas se decanten por otros modelos más pequeños y eficientes, como el A330 o el A350.

La única segunda vida que le puede quedar es convertirse en avión de carga. El fabricante no lo está haciendo pero algunas aerolíneas sí que han optado por transformar la aeronave.

Fuente: Economista.es

Leave A Comment