6 detalles que los pilotos notan cuando viajan en avión (y que a ti te asustarían)

Published On: 28/07/2020Categories: Curiosidades

Varios expertos en aviación cuentan sus experiencias cuando vuelan con el resto de pasajeros y qué cosas notan que el resto de la tripulación no

Cuando viajamos en avión la mayoría de nosotros aprovechamos para dormir, trabajar, leer o ver una película para distraernos y pasar las horas sin aburrirnos. Igualmente observamos todo lo que nos rodea y nos centrarnos en los factores que afectan nuestra comodidad: el tamaño del asiento, el comportamiento del resto de pasajeros y las turbulencias. Pero para los pilotos de aerolíneas y los expertos en aviación, la experiencia puede ser diferente.

Los especialistas en aviones están entrenados para estar atentos a los pequeños detalles en los aviones, por lo que incluso cuando no tienen que pilotar, pueden sentarse en la cabina principal y notar cosas que otros pasajeros no. Varios pilotos de aerolínea cuentan a ‘Business Insider’ cuáles son las pequeñas cosas que pueden observar cuando viajan en cabina con el resto del pasaje y que asustaría a todos los pasajeros si lo supieran.

1 Hielo en las ventanillas

Es probable que la mayoría de los pasajeros estén preocupados por el hielo, pero según Tanya Gatlin, piloto y profesora asociada de la Universidad Estatal Metropolitana de Denver, no es tan malo como la mayoría piensa. “No es algo que pueda causar un accidente o que sea un factor de seguridad”, explica a ‘Business Insider’.

Gatlin señala que, cuando es necesario, el hielo y la nieve se eliminan de un avión antes de despegar. Además, este está recubierto con materiales que evitarán que el hielo se acumule mientras está en el aire.

El problema podría venir cuando el avión apaga su motor mientras se prepara para aterrizar. Los motores no generan tanto calor como cuando despegan, lo que aumenta la posibilidad de que se acumule hielo en el avión y dificulte un aterrizaje suave.

2 Olores sospechosos

Los olores pueden ser uno de los indicadores más fuertes de que algo va mal en un avión, ya que pueden indicar problemas con el motor o los sistemas de almacenamiento de combustible.

“Los sonidos siempre son útiles, pero una cabina de pasajeros a menudo está bastante aislada de cualquier ruido que pueda ser indicativo de un problema. Pero los olores viajan con bastante libertad y algunos (como el combustible, el fluido hidráulico o el aire sobrecalentado) se distinguen bien”, cuenta Tom Quarrier, exdirector de seguridad de la Asociación de Transporte Aéreo.

3 Ángulo de la luz que entra por la ventana

Los pilotos experimentados saben que un cambio repentino en el ángulo de la luz que entra por la ventana de la cabina puede ser la primera señal de que el piloto está cambiando de rumbo. “Un cambio inesperado y significativo en el ángulo del sol puede ser la primera señal de que se está haciendo un cambio de rumbo”, señala Quarrier.

4 Comunicar los retrasos

Muchos viajeros no piden explicaciones claras cuando su vuelo se retrasa, pero deberían, según Patrick Smith, piloto y autor del blog de viajes aéreos ‘Ask the Pilot’. “Me siento muy frustrado cuando hay un retraso o el avión que se detiene en una pista de rodaje durante 25 minutos sin razón y no explican nada”, cuenta.

Las razones de los retrasos no son demasiado complicadas para que los pasajeros las entiendan. “Siempre hay algo que todos pueden entender si usas el lenguaje correcto y eres lo suficientemente paciente”, añade Smith.

5 La rutina del aterrizaje

Los pilotos y los auxiliares de vuelo tienen rutinas cronometradas con precisión que utilizan para prepararse para el aterrizaje. Los anuncios para colocar su asiento y la mesa de la bandeja en posición vertical son familiares para la mayoría de los viajeros, pero algunos pilotos pueden predecir el momento de esta rutina en unos pocos segundos.

“La mayoría de los pasajeros no notan la nivelación que ocurre a menudo cuando el avión está a punto de entrar en el entorno de aproximación o descender por debajo de los 10.000 pies”, explica el piloto Hachi Ko. “Cuando siento esa pequeña nivelación para que el avión se desacelere, imagino a los pilotos revisando la lista de verificación. En el momento adecuado, me dirijo a mi compañero de viaje y digo ‘¡Ding!'”, relata.

6 Las salidas de emergencia

Muchos pasajeros no escuchan mientras explican la información de seguridad, pero los pilotos entienden lo importante que puede ser. En el caso de un aterrizaje forzoso, es posible que no tengas el tiempo o la capacidad de averiguar dónde están las salidas.

“Por un lado, siempre busco la salida de emergencia más cercana. Luego cuento el número de asientos entre esa salida y yo”, explica John Chesire. “Lo hago por si es necesario llegar en la oscuridad, bajo el agua, si hay humo o si está al revés. Sé de antemano dónde está la salida y puedo contar ciegamente el número de asientos al tocarlos y llegar a la fila de salida de emergencia”, añade.

Fuente: El Confidencial

Leave A Comment