A pesar de la crisis económica que la pandemia del Covid-19 generó en Colombia, la industria aérea nacional le apuesta a un crecimiento paulatino que la llevará a ser referente en la región en un futuro próximo.

Y es que aunque el sector fue uno de los más golpeados en este año, no en vano Colombia se ubica solo por debajo de Brasil y México en cuanto a mayor porcentaje de flota aérea en la región.  Esto representa una gran oportunidad para que las empresas del país se desarrollen fortaleciendo la industria de proveedores aeronáuticos no solo en servicios de mantenimiento sino en manufactura de componentes, un objetivo que de consolidarse puede representar ingresos superiores a los obtenidos anualmente por la compañía referente del sector en Colombia, la CIAC, es decir los 120.000 millones de pesos.

La certificación en servicios de fabricación, modernización y mantenimiento de aeronaves es el primer objetivo general para así poder dar el paso a la exportación de productos y servicios a los países vecinos. Este proceso se ha venido dando gracias al respaldo de autoridades como el Ministerio de Defensa, La Fuerza aérea, y al apoyo de Colombia Productiva y la Asociación Colombiana de Productores Aeroespaciales ACOPAER, organizaciones que han demostrado confianza en el crecimiento y en la consecución de los logros de la industria.

La actualidad del sector en el país es prospera a pesar de los inconvenientes de este año. El apoyo del Estado ha sido fundamental y su continuidad es vital para llevar la industria aérea a la vanguardia de la región, un objetivo que es posible y abrirá las puertas de Colombia a la innovación e investigación aeroespacial.

Nicolás Zorro Rincón

Periodista y comunicador social con posgrado en política. Especialista en transporte aéreo comercial.