El Gobierno italiano, ha dado el primer paso para la nacionalización de Alitalia, nombrando al Consejo de Administración que gestionará la futura compañía estatal, que se llamará Italia Trasporto Aereo, Alitalia Ita.

La compañía contará con una inyección inicial del estado italiano de 3.000 millones de euros, una plantilla de 6.500 empleados (de los 11.000 actuales) y con unas 90 aeronaves.

El ministerio italiano explicó que el Consejo de Administración estará formado por nueve miembros, entre ellos Francesco Caio como presidente de la compañía y Fabio Maria Lazzerini como consejero delegado.

Una vez aprobado el nuevo Consejo de Administración y el estudio por parte del parlamento,  la compañía tendrá que diseñar un plan industrial para los próximos cinco años.

De esta forma se pone fin a la administración concursal de Alitalia, que gestionaba la compañía desde 2017 por sus problemas financieros.

El proceso de nacionalización depende ahora de la decisión de la Comisión Europea, sobre si los préstamos recibidos por la compañía durante el concurso de acreedores constituyeron ayudas ilegales. En concreto la aerolínea recibió por parte del estado italiano dos préstamos de 900 y 400 millones de euros que le permitieron continuar operando.

Tomado de Avion Revue